Transformando la educación: el legado de las directoras del Colegio Campestre San Diego

El Colegio Campestre San Diego celebra tres décadas de historia marcada por la innovación educativa y el compromiso con el desarrollo integral de sus estudiantes. Hoy celebramos el nuevo nombramiento de Angela Mejía como directora, y agradecemos profundamente el legado dejado por Diana Salazar y María Victoria Mejía (Totó), quienes han dirigido la institución anteriormente.

Todo comenzó hace 30 años, con la visión pionera de María Victoria Mejía, conocida afectuosamente como Totó. Desde los inicios, Totó se propuso transformar la educación, alejándose de los métodos tradicionales para priorizar el bienestar emocional y personal de cada estudiante y de la comunidad educativa en general.

María Victoria Mejía «Totó»

Totó, psicóloga y educadora infantil de formación, y con una maestría en educación, pero más allá de eso una persona con gran sensibilidad humana, fue la fundadora del Colegio y también una líder visionaria que impulsó cambios significativos en el ámbito educativo. Bajo su liderazgo, San Diego se convirtió en un referente de innovación pedagógica en el país. Su enfoque se centró en adaptar las metodologías educativas a las necesidades del siglo XXI, promoviendo un aprendizaje activo, personalizado y de bienestar.

Durante su tiempo en San Diego, Totó creó un ambiente educativo basado en el reconocimiento y la valoración de la esencia individual de cada estudiante, y contribuyó activamente al campo académico a través de su participación en conferencias internacionales y la publicación de textos sobre innovación y educación artística. Su compromiso con la excelencia académica y el desarrollo humano fue reconocido con el certificado de institución de innovación educativa otorgado por la Universidad de Valladolid en España en 2017, destacando así los esfuerzos de San Diego por redefinir los estándares educativos.

A lo largo de los años, bajo el liderazgo de Totó, San Diego ha graduado numerosas promociones de estudiantes que hoy son líderes en sus respectivos campos pero sobre todo, son personas con una gran sensibilidad humana, reflejando los valores y el enfoque emocional que caracterizan a San Diego.

Con el paso del tiempo, San Diego ha continuado evolucionando, manteniendo vivo el espíritu innovador y el compromiso con la comunidad que Totó y su equipo establecieron desde el principio. Hoy en día, el legado de Totó sigue siendo una inspiración y guía para las futuras generaciones de estudiantes y educadores que forman parte de la familia San Diego.

En 2023, Totó pasó la antorcha a Diana Salazar, quien ha sido parte fundamental de la comunidad educativa desde los primeros días de San Diego. Diana, con 29 años de experiencia en San Diego, desempeñando roles cruciales en el desarrollo y crecimiento continuo del Colegio. Su liderazgo se caracterizó por construir una educación basada en el bienestar emocional de niñas, niños y adolescentes.

Diana Salazar

Diana lideró con pasión, amor y dedicación, dejando un legado de compromiso con la educación integral y el desarrollo de líderes éticos y competentes. Su influencia perdura en la estructura organizacional y en el espíritu de colaboración que define a la institución.

En el nuevo año escolar 2024-2025 la dirección del Colegio Campestre San Diego pasará a estar en manos de Ángela Mejía, una educadora con más de 16 años de experiencia en San Diego. Ángela inició su carrera como profesora del campo científico en San Diego y se destacó como líder en innovación educativa en los últimos años. Su trayectoria profesional está marcada por un compromiso profundo con el desarrollo curricular y pedagógico que responda a las necesidades de aprendizaje de las nuevas generaciones, afrontando también los nuevos retos digitales y tecnológicos que enfrenta la educación.

Ángela Mejía

Ángela está dedicada a mantener y fortalecer la esencia distintiva de San Diego, promoviendo un modelo educativo que inspire el pensamiento crítico, la creatividad y la responsabilidad social. Su visión apunta a abrir nuevos caminos en la educación, asegurando que San Diego continúe siendo un referente de gestión emocional y vanguardia en el panorama educativo nacional e internacional.

¡Toda la comunidad San Diego está agradecida por la dedicación, amor y rigor que sus rectoras han dado a la comunidad! Totó y Diana han dejado un legado que continuará guiando a las generaciones futuras hacia un futuro lleno de sueños y posibilidades; y Ángela, nuestra nueva directora, liderará con pasión y visión, llevando al Colegio hacia nuevos horizontes.

Artículos relacionados