Tendencias educativas innovadoras que promovemos en el Colegio Campestre San Diego

El aprendizaje es la herramienta central en la construcción de los principios, valores y habilidades de una persona, al igual que su manera de comprender el mundo. Por esta razón, el colegio termina siendo uno de los espacios centrales para el desarrollo de una persona.

En este contexto, podemos resaltar que “el aprendizaje es el resultado de lo que el alumno hace y piensa y solo de lo que el alumno hace y piensa. El profesor sólo puede promover el aprendizaje influyendo sobre lo que el alumno hace y piensa.” Herbert A. Simon (1916 – 2001)

También puedes leer: La importancia de la innovación educativa en el futuro de los niños

En San Diego impulsamos el reconocimiento y apoyo de los diferentes ritmos de aprendizaje de cada estudiante, lo cual implica fortalecer las habilidades de pensamiento. Sin embargo, al hacer frente a este concepto surge la pregunta: ¿Qué es pensar?

La respuesta muchas veces es tomada a la ligera y lo damos por sentado, pero detenerse a considerar qué implica el pensamiento desde la innovación educativa es un desafío. Swartz y Perkins, importantes teóricos de la innovación pedagógica, plantean que ocuparse del desarrollo del pensamiento de los alumnos, lejos de ser una moda pasajera, es una de las aspiraciones más constantes y ambiciosas de la educación.

¿Cuál es la diferencia entre aprender y memorizar?

No se trata simplemente de aprender «de» memoria conceptos y contenidos aislados, sino aprender «con» la memoria, lo cual implica reconocer los contextos que pueden activar los conocimientos previos de los estudiantes y las situaciones que pueden permitirles conectar nuevos conceptos y análisis con sus redes de aprendizaje.

El autor Héctor Ruiz Martín, establece esta realidad con las siguientes palabras: «Cuanto más conocimientos significativos (conectados por relaciones de significado) tenemos sobre algo, más conocimientos nuevos podemos adquirir con ello». Es decir, cuando más aprendemos sobre algo con un significado relevante, más podemos aprender y profundizar.

Aquí encontramos la gran diferencia, memorizar es algo que pasa de manera constante en la educación tradicional, donde los estudiantes deben responder a una serie de requisitos generales para avanzar con ciclos predefinidos. Sin embargo, es normal que al no ser un aprendizaje significativo, los conocimientos no perduren en el tiempo y sea más complejo acceder a esas memorias por falta de conexiones relevantes en el aprendizaje.

Nuestra tendencia educativa es innovadora porque plantea la formación desde la visión misma del estudiante, generando que aprendan desde el desarrollo de sus habilidades y generando relaciones significativas que fomentan conexiones neuronales con anclajes más fuertes. Con el tiempo, se puede acceder a estos conocimientos de manera más efectiva porque el pensamiento fue realizado desde los intereses, gustos, aficiones y vivencias del estudiante.

Innovadoras tendencias educativas para el desarrollo del pensamiento

El desarrollo del pensamiento es una responsabilidad fundamental de los profesores. En San Diego, promovemos espacios de aprendizaje y una metodología educativa innovadora que fomenta el pensamiento crítico y creativo en nuestros estudiantes.

Te invitamos a leer: El papel del docente ante la diversidad cultural en el mundo actual

Conceptos como la curiosidad, la flexibilidad, la creatividad, el planteamiento de problemas y otras conductas apoyan al desarrollo del pensamiento. Sin embargo, en términos de innovación, el punto central es cómo diseñar espacios de aprendizaje que fomenten avances en estos procesos.

Para lograr esto, Nos hemos basado en dos pilares fundamentales:

  • Pensamiento visible: implementamos las «rutinas de pensamiento» del Proyecto Zero de Harvard para enseñar a pensar y desarrollar habilidades como la comprensión, el análisis, la evaluación y la creación.
  • Evaluación formativa: La evaluación no se limita a las calificaciones, sino que es un proceso continuo que facilita el aprendizaje, proporcionando información y retroalimentación para que los estudiantes avancen y desarrollen diferentes habilidades.

Conoce: ¿Para qué sirve el pensamiento crítico en la niñez y juventud?

Aplicando esta metodología con tendencias innovadoras nos centramos en propiciar un aprendizaje donde le permitimos a cada estudiante tener un proceso individual para alcanzar sus metas sin presión ni estrés.

De igual forma, incentivamos la autonomía para que los estudiantes tomen las riendas de su propio aprendizaje, se cuestionen y descubran sus fortalezas y debilidades. Además, desarrollamos las habilidades para el futuro que los formarán como seres íntegros y preparados para afrontar los retos del mundo globalizado.

En San Diego, estamos comprometidos con la innovación educativa para el desarrollo del pensamiento crítico y creativo en nuestros estudiantes. Conoce más sobre nuestra metodología educativa y descubre cómo podemos ayudarte a desarrollar el potencial de tus hijos.

Artículos relacionados